¿Cómo conducir de manera segura en una carretera?

Más de una persona aprovechará las próximas vacaciones para escaparse y despejar la mente. Eso implica sacar a nuestro carro a la carretera, algo que a veces hacemos sin tomar en cuenta algunos detalles. Por eso adquiereturepuesto.com les presenta estos consejos para poder disfrutar de nuestro descanso sin contratiempos.

  •  Sujetar bien el volante:

Apenas se suba al vehículo y durante el resto del recorrido, mantenga una buena posición de manejo. Recuerde que el volante se debe agarrar en todo momento con las dos manos, en posición de las 10 y 10 o las 9 y 15 de un reloj. Eso le permite maniobrar mejor en cualquier situación.

Las palmas de las manos siempre deben ir hacia adelante y jamás se debe agarrar el volante al revés (metiendo la mano por entre el volante), ni siquiera cuando estacione, pues es un mal hábito y evita un control óptimo del carro.

Uno de los contados instantes en el que la mano derecha abandona su posición sobre el volante es para meter cambios.

  •  Evite los malos hábitos:

Es bastante común ver que el conductor lleva la mano izquierda por fuera de la ventanilla, o con el codo recostado en el marco y la mano sobre el rostro, mientras conduce solo con la derecha. Evite a toda costa ese mal hábito, que además de ser poco elegante para un piloto, le quita toda posibilidad de maniobrar a tiempo en cualquier situación.

  •  No perder la concentración:

Mantenga la vista en el camino y no se distraiga con el celular, con el pasajero de al lado o con dispositivos tan absurdos como una pantalla de DVD encendida en el panel de control del vehículo.

Recuerde que los niños menores de 10 años, que podrían ser un gran motivo de distracciones, no deben viajar en los lugares de adelante, recuerde que al momento de un accidente, el AirBag se activa y puede ocasionar un fuerte golpe al niño ya que ellos no están preparados para éste tipo de situaciones.

Los bebés deben ir en sillas especiales, en el asiento de atrás, debidamente asegurados. Es ideal que los pasajeros de atrás también usen el cinturón de seguridad.Y si del perro se trata, lo ideal es no llevar animales a bordo, pues podrían ocasionar un accidente. ¡Y mucho menos en el espacio destinado para el conductor! Además, un perro se convierte en un proyectil contra los mismos pasajeros en caso de una frenada brusca o un choque.

  •  Posición en la silla:

Mantenga una distancia ideal entre en asiento y el volante, así como la altura, según su estatura. No acueste demasiado el asiento, de tal forma que no pueda ver la punta del carro, ni tampoco lo pegue demasiado al volante, pues esto último le amarrara las manos en caso de una maniobra brusca o evasiva.

  •  Actitud del cuerpo:

No se relaje demasiado mientras maneja. Un poco de tensión en el cuerpo lo mantiene alerta y preparado para cualquier maniobra. Obviamente, tampoco exagere con la tensión, pues podría convertírsele en estrés y dolor de cuello a mitad del camino. Trate de no descansar en exceso la cabeza sobre el apoya-cabezas, pues podría relajarse mucho e inclusive llegar a los que llaman “Dormir con los ojos abiertos”.

  • Verificar retrovisores:

Apenas se suba al carro, ajuste los retrovisores (laterales y central).

Recuerde que los espejos exteriores deben mostrar algo de la parte trasera del vehículo, para que el conductor tenga una referencia de la ubicación de su carro respecto a la carretera, otros automotores y al momento de estacionarse. “Aun cuando el vehículo tenga sensores de retroceso es importante mirar hacia atrás al momento de colocar retroceso”.

Durante su trayecto, tenga en cuenta que la mayoría de los vehículos cuenta con un punto ciego en sus espejos; es decir, una zona en la que no se alcanza a ver quién lo va a adelantar. Por eso, es aconsejable que gire un poco la cabeza y mire de reojo ese punto ciego, para cerciorarse de que puede adelantar o cambiar de carril, sin ocasionar un accidente.

Así usted crea que la carretera está desierta, debe mirar constantemente el espejo retrovisor, más aún si se va a detener o encuentra un obstáculo como un reductor de velocidad, un “policía acostado”, o un vehículo que vaya lento. Eso le permite saber si quien viene detrás está atento a frenar o no y, según la situación, actuar como sea mas conveniente.

  •  Cuide los frenos:

Siempre que inicie una bajada en carretera, asegúrese de que los frenos funcionan pisando el pedal (mire por el provisor, que no venga nadie atrás).

Revise el freno con frecuencia durante el tiempo que dure bajando.

Cuando llegue a una curva, disminuya la velocidad, mire con antelación la señal que le indica qué tan pronunciada es y baje un cambio (por ejemplo, si va en quinta, baje a cuarta). Esto se hace para que el vehículo entre a la curva un poco más frenado y con una buena relación para cuando tenga que volver a acelerar. Además, le alivia un poco de carga a los frenos, pues el carro no va totalmente libre.

Pise el freno con firmeza antes de la curva y no ‘de a pocos’. Suelte el freno mientras da la curva. Si va a frenar, solo pise el pedal y nunca el clutch, a menos que vaya a meter un cambio.

“Si debe frenar de emergencia y su carro tiene ABS, mantenga el pedal presionado hasta el fondo, pues ese sistema no permite que las llantas se bloqueen y por ello el conductor puede frenar con brusquedad y aún así mantener el control de la dirección. Los frenos que no son ABS deben aplicarse y soltarse por fracciones de segundo,para que la dirección pueda operar”.

  • Cómo tomar una curva:

Como ya se mencionó, no se debe entrar a una curva a la misma velocidad con la que viene en la recta. Sucede con frecuencia que el conductor la toma demasiado rápido y en la mitad de la curva el miedo lo paraliza y sigue derecho; por eso se ocasionan accidentes y las salidas del camino.

El consejo es que, si comete un error de juicio y toma la curva demasiado rápido, siga dando la curva así las llantas suenen, pues es poco probable que el carro vaya a volcarse, a menos que pegue contra algo, que se trate de un carro demasiado alto o con la carga mal equilibrada.

La idea es que en carretera no se ‘corten’ las curvas, pues eso a menudo implica salirse del carril, lo que puede ocasionar accidentes con los carros que vienen de frente o que lo vayan a adelantar.

  • Adelantar a otro vehículo:

El adelantar a otro vehículo se debe preparar con antelación. A veces, si el conductor tiene buena visibilidad y está concentrado en lo que hace, puede adelantar a otro carro con el impulso que trae. No obstante, la situación se complica cuando hay una fila de carros, no hay visibilidad, o hay doble línea amarilla en la carretera que prohíbe adelantar.

Dependiendo de la velocidad del vehículo de en frente, quien desee adelantar debe dejar una distancia prudencial, que normalmente es de unos metros o, en tiempo, de dos o tres segundos.

Hay que evitar sacar la trompa del carro cada vez que quiera ver si no viene tráfico para pasar, pues podría estrellarse con algún carro que venga en sentido contrario. Si desea ver, arrímese a la línea central y recueste la cabeza hacia la izquierda para que tenga una panorámica constante de lo que viene adelante.

“Si no hay visibilidad o se aproxima una curva, jamás intente adelantar”.

Cuando todo esté despejado, ponga la luz de cruce y mire por el retrovisor para que evitar estrellarse con otro vehículo que lo esté adelantando.

“Muchas veces molesta que alguien trate de pasar donde no se puede, pero en este caso es la vida la que está en juego, y es mejor cederle un espacio”.

  • Los Cauchos:

Como sugerencia, es buena idea colocarle al caucho dos o tres libras por encima de lo normal para viajar. Eso le da mayor estabilidad en las curvas, y con más razón si viaja con con todos los asientos llenos. Infle el repuesto a mayor presión (unas cuatro libras) que los demás neumáticos, pues por estar quieto podría desinflarse con mayor rapidez que los que están en uso.

Si los cauchos no están gastados por igual, coloque los que están en mejor estado adelante. Las delanteras tienen la responsabilidad de la dirección y, en muchos casos, de la tracción.

“80 Kph. Es la velocidad máxima permitida en las carreteras del país. Recuerde que esta velocidad es para cuando la carretera lo permita y en ningún momento para tomar una curva. Tenga en cuenta las recomendaciones de seguridad, como llevar las ventanas arriba y no revelar sus planes de viajes a personas extrañas”.

by Adquiere Tu Repuesto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.