Consejos para comprar un carro usado

Comprar un carro siempre nos llena de emoción. Finalmente nuestros ahorros se verán reflejados en una nueva inversión que será de gran utilidad en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, cuando se trata de un vehículo con varios cientos de kilómetros recorridos, hay que tener mucho cuidado para que nuestra experiencia no se torne en tragedia.

Debido a esto, adquiereturepuesto.com te deja algunos puntos a considerar al momento de tomar una decisión:

  1. Decide cuál es el vehículo correcto para ti. Puede significar el no obtener el vehículo que quieres pero sí el que necesitas. Investiga en la guía del consumidor y recuerda que un carro con una clasificación alta tiene un precio elevado. Un carro con una clasificación más baja puede ser una mina de oro si estás dispuesto a aceptar uno que otro defecto. Considera un modelo con menos opciones o una marca y modelo diferente. Por ejemplo, el Cruze es una versión lujosa de la marca de vehículos Chevrolet. El modelo Cruze tendrá más opciones y aditamentos lujosos incluidos. Varios modelos tienen un paquete de lujo que puede incluir asientos de piel y un sistema de sonido mas amplio entre otras opciones adicionales, mientras que el Aveo es un vehículo mas económico pero con la misma calidad de la empresa.
  2. Fugas:También es importante examinar visualmente el motor. Las partes sucias y oxidadas pueden ser una evidencia sólida de que habrá problemas más adelante. Cualquier fuga de líquidos en un automóvil es una señal que necesita reparaciones. Por ello, es importante inspeccionar detalladamente el motor desde la parte superior e inferior. Un líquido negro puede indicar una fuga de aceite, mientras que uno verde puede relacionarse a una fuga de refrigerante y un líquido rojo indicaría una fuga en la transmisión.
  3. Prueba de Manejo: Intenta conducir el vehículo en diferentes caminos y maneja no menos de 15 minutos. Recuerda que estarás manejando este vehículo por un buen tiempo.
    • Conduce para escuchar ruidos en el motor, realizar pruebas en los niveles de aceleración y verificar los frenos, pon especial atención en los ruidos extraños.
    • Revisa si la suspensión se siente alineada y provee un viaje confortable. Verifica también los cauchos.
    • Echa un vistazo al motor. Si parece que no ha recibido mantenimiento en mucho tiempo o encuentras cableado extraño pregunta por el servicio que se le ha dado al vehículo.
    • Observa si el vehículo se va hacia un lado o para el otro. Es un problema de alineación (o cauchos dañados) si se va hacia alguno de los dos lados, si jala para un lado en específico es un problema de los frenos.
    • Verifica si hay movimientos en el pedal del freno al detener el vehículo (pueden ser los sensores ABS en las ruedas). Deberá mantenerse siempre en línea recta, no salirse del curso, en caso  (llantas o componentes de la dirección).
    • Si tienes el tiempo, siéntate en el vehículo por una hora… los asientos de vez en cuando se sienten incómodos solo hasta que te has sentado en ellos por algún tiempo.
  4. Revisión de Carrocería: Hay una falsa creencia de que, pasando un imán por la carrocería, detectaremos zonas donde se ha utilizado fibra, ya que el imán se pegará en el metal y no lo hará sobre el producto de relleno. Esto es totalmente falso, ya que aún con pasta el metal se pegará, tendría que ser un golpe muy grande y normalmente esos son muy evidentes, difícilmente quedan bien reparados si no se realizó un buen trabajo de latonería y pintura.
  5. Revisar el serial VIN: Revisar el VIN del vehículo nos permitirá saber si está registrado legalmente o si no es producto de la clonación, un tipo de fraude común en la venta de autos usados. Por esto es importante llevarlo ante las autoridades competentes para que realicen una verificación del motor y serial oculto de la unidad.
  6. La revisión mecánica nunca debe faltar, pero aún sin ser expertos podemos detectar problemas de la siguiente manera. Al encender un automóvil por la mañana, este expedirá vapor de agua por el escape de manera normal; sin embargo, los gases por el escape cuando el auto ya está caliente no son un buen signo. El humo blanco cuando el auto está caliente, y en marcha, nos indican que hace falta cambio de sellos y empaques o hasta el reemplazo de los anillos del motor. El humo negro es indicativo de que el vehículo está quemando mal la gasolina por falta de afinación, o por sensores e inyectores tapados, mientras que el humo azul, el peor de todos, indica que el motor debe bajarse para rectificarlo.
  7. Verificar las luces del tablero: Una luz encendida en el tablero significa sensores dañados o es producto de alguna reparación al vehículo y no fue borrada en la computadora o la reparación no se realizó de la mejor manera. Es mejor que lo lleves a un mecánico de confianza para realice éste diagnóstico.

 

by Adquiere Tu Repuesto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.