Los 4 hábitos mas comunes que nos distraen al manejar

Son muchos los factores que influyen en el día a día para causar accidentes de tránsito; ya sea en el trafico de la ciudad o en la soledad y tranquilidad de la carretera. Entre ellos tenemos el estado mecánico del automóvil, la condición del camino, el tipo de clima, la iluminación, y el más importante: “La experiencia y destreza del conductor”, ya que en él recae (en un ato porcentaje) la responsabilidad de que un auto no se vea involucrado en un accidente. Debido a esto, es importante que tenga toda su atención al momento de conducir para poder reaccionar con rapidez ante un imprevisto.

Es por esto que adquiereturepuesto.com te menciona los 4 hábitos más comunes que nos distraen al manejar y que es trabajo de nosotros conocerlos para esforzarnos en evitarlos:

  • Utilizar el Teléfono:

El uso del teléfono móvil mientras se conduce aumenta 5 veces el riesgo de sufrir un accidente y su riesgo puede ser comparado a conducir en estado de ebriedad. Si manejamos con el teléfono en la mano, tenemos menos posibilidades de reaccionar a tiempo ante un imprevisto, debido a que apartamos nuestra mirada de la carretera y no estamos conscientes del tráfico, de lo que ocurre a nuestro alrededor y cometemos cualquier cantidad de infracciones (no paramos en un stop, no cedemos el paso, no vemos a los peatones, cruzamos de carril sin mirar, entre otros).

Un vehículo que circula a 120 Km/h, recorre en 3 segundos 100 metros. Lo que equivale a la longitud de un campo de fútbol. ¿Te imaginas este recorrido sin mirar en plena autopista o ciudad?.

  • Manejar Cansado:

Manejar puede ser una gran oportunidad para organizar nuestros pensamientos, despejar tu mente, pensar en tus problemas o sólo disfrutar unos momentos de soledad. Pero manejar sin un descanso previo puede generar somnolencia, siendo esta una gran enemiga de la conducción segura, ya que sus consecuencias van desde un susto por un pequeño sueño, hasta un accidente. Manejar estando cansado, es un factor de riesgo asociado a los accidentes de tránsito, ya que disminuye nuestras destrezas para manejar de forma segura porque la capacidad de concentración es mucho menor. Por esto es importante no ingerir comidas pesadas antes de empezar un viaje, permanecer con una postura correcta al manejar, mantener una buena ventilación, entablar una buena conversación si estamos acompañados, o sencillamente realizar una buena programación del viaje con intervalos de descanso y estiramientos de los músculos.

  • Distraerse al Manejar:

Maquillarse, peinarse, buscar una estación de la radio o la canción del cd, ver una película., fumar, discutir con el pasajero del lado, buscar una dirección en el mapa o en el gps, acomodar al perro, cantar la canción favorita que suena a todo volumen en el reproductor, quedarse observando a una hermosa mujer o al hombre atractivo que pasa por la calle, la publicidad que ofrece eso que tanto andabamos buscado, estar pendiente de los niños que saltan y gritan en la parte trasera del auto, el carro último modelo que quieres comprar, los mostradores de una tienda, el atardecer, el accidente que acaba de ocurrir…

Son muchas las actividades comunes a las que podrías ponerles toda tu atención si no fuera por un pequeño detalle: vas conduciendo un vehículo a una cierta velocidad en donde muchas cosas pueden pasar en cuestiones de segundos. Según encuestas, el 80% de los accidentes de tránsito, se deben a un pequeño descuido que puede traer desastrosas situaciones.

  • Comer y Beber:

¿Te has puesto a pensar si comer mientras manejas implica un riesgo? Seguro tienes la seguridad de que es mejor conducir comiendo a hacerlo alcoholizado o estando somnoliento, pero te equivocas. El estudio ‘’Dos manos son mejor que una’’, llegó a la conclusión que ingerir bebidas y/o alimentos mientras se conduce un vehículo, reduce el tiempo de reacción hasta en un 20%. Además, también genera la distracción de que el piloto quite los ojos de la autopista y pierda el control del volante.

Detengámonos a pensar cuanto tiempo perdemos la vista de la carretera si esto nos ocurre:

  1. Nos echamos encima un café o chocolate caliente.
  2. Se nos desarma una arepa botando todo el relleno y manchando nuestra ropa de trabajo.
  3. Tomamos la ultima gota de una bebida teniendo que levantar la mirada al techo del carro, y mas si estamos luchando para que caiga el último hielo que queda.

Este pequeño pero peligroso tiempo podría ser la causa de un gran accidente, que nos puede costar hasta la vida.

Con esta pequeña información nos podemos preguntar: ¿Cómo puede ser algo tan simple ser tan peligroso? Una vez más, radica en la habilidad del cerebro de hacer una cosa a la vez.

 

by Adquiere Tu Repuesto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.